La perseverancia, la creación y el arte…

‘En el sin cesar del pequeño río  contra la roca, siempre triunfa el pequeño río… no porque sea más fuerte, sino porque persevera’

Una vez me preguntaron que si me encontrase en mi camino con una piedra enorme ¿Qué haría para poder continuar?
Yo respondí que quizá me armaría de fuerza y la intentaría apartar.
O bien, me armaría de astucia y la intentaría escalar…
O a lo mejor me sentaría en el camino pensando en mi desgracia y me lamentaría por haberme encontrado con aquél escollo en mi vida.

Sin embargo, mi maestro me dijo:

– ¿Y si pruebas a esculpir la piedra y la conviertes en una obra de arte? ¿Y si dedicas tu tiempo a crear y recrear aquella piedra en la más bella estatua? ¿No sería eso arte? ¿No sería eso convertirte en ingeniero de la vida?
¿Y si cuando acabes, te queda espacio sobrado por los lados, para poder pasar tú y todos los que vengan detrás?

Absolutamente todas las bellísimas esculturas, fueron un día una ruda y enorme piedra en el camino del artista que decidió transformarla.

Un abrazo a todas y todos los artistas que ven más allá de las piedras del camino y esculpen en ellas cada día bellos momentos y nuevas oportunidades.

4 comentarios en “La perseverancia, la creación y el arte…”

  1. Muy bonita fábula Santi, y visto de esa manera la vida es también una enorme y hermosa piedra que hay que esculpir, con la que podemos convertirnos en una obra de arte ¿Verdad?

  2. Hola,
    en primer lugar gracias por tu interesante comentario.
    La parábola nos habla de actitudes negativas como el sentarse ante un problema y no hacer nada al respecto, o el instalarse en la queja perpetua, o en intentar hacer esfuerzos titánicos por superar el problema enfrentándose a él. Este texto nos anima a activarnos ante un problema, a proponer más soluciones y a quejarnos menos y a aceptar el problema y ser creativos, en lugar de negarlo o enfrentarnos destructivamente contra él.

    En cuanto a tu pregunta. Creo que todo proyecto debe tener “alma”: Aquello que llamamos “tener una gran emoción que nos motive”. Cuando esto existe, decimos que este proyecto tiene un sentido para uno mismo. Entonces, cualquier piedra en el camino puede ser tratada como un reto solucionable, por grande que sea. El sentido es el que nos sostiene y anima cuando el día a día se vuelve gris.

    Sin embargo, cuando ya no hay sentido en nuestro proyecto, cualquier piedrecita en el camino se vuelve una gran piedra. Creo que saber si nuestro proyecto tiene un sentido o no, es lo que nos da pistas para saber si lo que hemos encontrado es una piedra susceptible de modelar, o simplemente es una indicación de “basta ya”.

    También es cierto, que el día a día, no nos permite demasiado tener esta amplitud de miras. Quizá vale la pena distanciarse un poco del problema, de la situación, para poder tener una visión un poco más tranquila y relajada. Recuerda, primero calma y después piensa. Y por supuesto, pensar se puede hacer solo, pero es mejor hacerlo acompañado de personas que te quieran y que te escuchen con la paciencia que mereces.

    Saludos

  3. Por cierto.
    En Igualada estamos llevando un proyecto sobre “Gestión del talento”.
    Después del primer seminario, he puesto un recurso en video para poder comentar. Precisamente habla del superar dificultades.
    Si tienes un rato, míratelo y comentas.
    Está siendo un buen recurso de trabajo.
    http://www.gestiodeltalent.com

    Saludos!

  4. Veronica says: -#1

    Hola, me parecen muy lindos sus articulos, yo en lo personal estoy pasando por momentos no tan agradables y siento mucha dificultad para enfrentar muchas situaciones. si me pueden dar consejos se los agradecere de corazon! muchas gracias.. y felicidades por su hermoso trabajo!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies